Monumento privativo concedido a las villas que tenían jurisdicción civil y criminal. Sobre él se grabaron en el S. XV, los escudos de armas de la Casa de los Condes de Miranda.

Facebooktwitter