Perteneciente al Barrio de la Judería, fue sede de la Santa Inquisición en los S. XV y XVI. Su construcción sigue los cánones de la tradicional casa entramada del Valle del Tiétar y la Comarca de la Vera.

Facebooktwitter