candeleda ciudad europea deporte 2018

Pregón de Fiestas de El Raso – Santiago Apóstol 2019

Pregón de Fiestas de El Raso – Santiago Apóstol 2019

Con motivo de las celebraciones en honor a Santiago Apóstol en El Raso, el jueves pasado, los raseños tuvieron el placer de escuchar las palabras dedicadas a ellos por el pregonero de las Fiestas 2019: Don Miguel Camacho Camacho.

Nacido en 1955, desde muy joven trabajó en banca pero comparti

ó su dedicación con su afición por la fotografía, tanto registrando fotos como recuperando imágenes antiguas, principalmente de Poyales, Guisando, Arenas de San Pedro, Candeleda y Mombeltrán, lo que le permitió crear la Fototeca Histórica del Bajo Tiétar.

 

Su amor por Gredos y el Valle del Tiétar, “su paraíso”, y su interés en la genealogía le llevó también a crear la Enciclopedia Genealógica Arbillas, que recoge entradas desde el año 1600 y tiene casi 60 mil personas de Arenas de San Pedro, El Hornillo, Candeleda, Poyales del Hoyo, El Raso y Madrigal de la Vera registradas.

Es editor, también, de la Revista Las Majadillas que, con cuatro ediciones anuales, recopila la historia, cultura, arte y tradiciones de los pueblos del Bajo Tiétar.

Su incansable labor de recuperación y memoria de esta nuestra comarca se nutre de la colaboración de los vecinos y vecinas de la zona y por ello su reconocimiento.

Estas fueron sus palabras como pregonero de las Fiestas de Santiago Apóstol 2019 de El Raso:

 

PREGÓN DE FIESTAS  –  EL RASO  – 25 JULIO 2019 – SANTIAGO APÓSTOL

Procesión de Santiago Apóstol en El Raso, jueves 25 de Julio de 2019

En primer lugar y como no podía ser de otra forma quiero agradecer a María Jesús y al resto de la Corporación la confianza depositada en mí para esta tarea, espero no defraudarles.

Soy de Poyales del Hoyo de lo que siempre me he sentido muy orgulloso hasta llevar como apodo el de JOYANCO.

La verdad es que hasta no hace muchos años mi conocimiento de El Raso se limitaba al dicho de estar más apartado que los del Raso.

Mi relación con El Raso es buena, porque se inició semejante a la relación con Guisando.

La primera vez que fui a Guisando en las fiestas de San Pedro fui en taxis y le dije que no se preocupara que cuando se terminara el baile ya encontraría alguien que me llevara a Poyales. Terminó el baile, me quedé solo en la plaza y solo conseguí que me llevaran hasta Arenas y desde Arenas volví a Poyales caminando.

La primera vez que vine al Raso en las fiestas de Santiago para disfrutar de Manantial Folk pasó algo similar, terminó la fiesta y nos vimos solos en la plaza. Entonces entendí eso de estar más apartao que los del Raso. Tuvo que venir mi amiga Margarita, taxista de Poyales, a recogernos a las tres y media de la mañana.

Posteriormente he venido en varias ocasiones y he traído varias excursiones tanto al Castro Celta como al Museo del Raso.

De los que me siento orgulloso porque para mí, mi tierra y mi paraíso es Gredos y debemos trabajar juntos para el desarrollo de esta tierra.

 

Para hacer este pregón decidí informarme y documentarme de vuestra historia y mi sorpresa es que para una historia tan corta y reciente, hoy hace 85 años de la colocación de la primera piedra de las Escuelas, está sobradamente documentada por D. Jesús Rivera Córdoba en “Candeleda en Tiempos de la República – La vida cotidiana” y donde poco más se puede añadir; por lo que no voy a dar datos y fechas que ya están mas que contrastados.

Vuestra historia por lo corta y precisa y por lo bien documentada que está debería estudiarse en la Universidad para conocer como se crea y desarrolla un núcleo urbano, porque reúne todos los ingredientes necesarios y necesitados para la formación del mismo. Solamente les puede diferenciar el detonante necesario para su realización. En unos casos es el suministro de agua, en otras el enclave defensivo, en otros el cruce de caminos y en el vuestro el asentamiento para la creación de las Escuelas públicas.

Hace bastantes años, inicié a investigar por simple curiosidad, mi árbol genealógico para saber de mis antepasados, sus nombres y procedencias.

Al tener que aprovechar fines de semanas y vacaciones copié muchas partidas de los apellidos que me afectaban y cada vez más y me fui dando cuenta que tenía datos para hacer la genealogía de otras muchas familias.

Pensando que habría gente interesada en ella y que todos no tienen la capacidad, el tiempo o la posibilidad de hacerlo, comencé a extraer todos los datos de todas las partidas de nacimientos, matrimonios y defunciones de Poyales del Hoyo y posteriormente por matrimonio con una guisandera, los de Guisando.

Por inter-relación entre las familias de los diferentes pueblos pasé a tomar datos de El Hornillo, El Raso, Candelada y Madrigal que actualmente componen la Enciclopedia Genealógica Arbillas y ahora al conocer la historia de El Raso he llegado a comprender muchos datos y hechos que hasta ahora no había relacionado.

Miguel Camacho recibe de María Jesús Tiemblo, Concejal de Asuntos del Raso, un plato conmemorativo.

Son muchos los datos sociológicos y movimientos migratorios que se pueden extraer de esta Enciclopedia  y uno de ellos es que desde los pueblos de las Cinco Villas y Arenas se trasladan hacia Candeleda y Madrigal por los antiguos caminos y actuales carreteras y sin embargo desde El Arenal, El Hornillo y Guisando se trasladan al Raso a través de la Sierra y ahora he comprendido que la razón no es otra que el aislamiento de estos pueblos y su falta de comunicación.

Por medio de un excelente trabajo de D. Fernando Palacios García titulado “Diáspora de los cabreros de Guisando al Oeste” conocemos que desde 1840 hasta 1920 y por motivos de la reforestación de pinos en los montes de Guisando, mas de 120 cabreros de Guisando y unos 15 de El Hornillo y El Arenal se trasladan con sus familias y su ganado a la Sierra de Candeleda, en concreto a estas tierras de El Raso.

Estas tierras que desde tiempo inmemorial han contado con una población diseminada y permanente, siendo buena parte de sus propietarios gentes procedentes de Candelada, de Madrigal y posteriormente del Arenal, se encuentran con el hecho de que su población infantil explota demográficamente con la incorporación de los cabreros de Guisando y su prolífica descendencia y sienten la necesidad de darles una mayor cultura que las que ellos tienen y es cuando contratan a un guisandero que al menos conoce las cuatro reglas, leer y escribir para que enseñe a sus hijos.

Hablamos de Quiterio Blázquez Galán que recorre majada por majada y posteriormente casa por casa para enseñar a niños y mayores a leer y escribir y luego se construye la escuela vieja, edificio que hay que rescatar para la historia de este pueblo y para la cultura.

Curiosamente él es de Guisando, su mujer se cría en El Raso y los padres de ella son de El Arenal y de Candelada, su hija Eufemia se casa con un Garro de Guisando ya nacido en Candelada, su hijo Félix con una candeledana de ascendencia del Hornillo y su hija Máxima con un candeledano con ascendencia del Hornillo y del Arenal.

Todo un ejemplo de fusión de estas familias que crean EL RASO.

Merecido homenaje le tributó El Raso a este hombre por su labor y por su trascendental incidencia en la creación de este pueblo, homenaje que creo también se merecería en su pueblo natal por su vida y obra y porque siempre se sintió orgulloso de ser de Guisando.

Los cabreros venidos desde Guisando y El Hornillo, al igual que en la diáspora de los judíos en la edad media, sienten ese desplazamiento como algo temporal y siguen considerándose guisanderos de hecho manteniendo su residencia en Guisando o El Hornillo a pesar de vivir permanentemente en las majadas del Raso. Se siguen casando entre guisanderos y las mujeres embarazadas siguen yendo a Guisando a parir. Bajan a Madrigal y a Candelada a vender sus productos y a comprar los que necesitan y son pocos los casos de cruzamiento familiar.

Y de los poco que hubo uno terminó en tragedia.

Severiana Blázquez Fraile nacida en Guisando tuvo amores con Vicente A. Pérez Teodosio, de rica familia candeledana y ante la oposición de sus padres Vicente se inmola en una explosión con dinamita abrazado a Severiana y muriendo los dos él el 13 y ella el 14 de marzo de 1910.

Este hecho es fielmente reflejado y escrito en un libro titulado “Los amantes de Candelada. 1910” por Teofilo Blázquez de la Cruz, conocido por todos como LIN y si hay aquí alguien relacionado con el cine aconsejo su lectura porque esta tragedia y la lucha de los raseños para crear su pueblo y construir sus caminos para acceder a la civilización son dignas de llevar a la pantalla.

Me llamó mucho la atención, y ahora lo entiendo, que candeledanos y raseños han mantenido una tradición oral muy desarrollada en cuanto a la procedencia de sus familias de Guisando y El Hornillo.

Miguel Camacho durante el Pregón durante las Fiestas en Honor a Santiago Apóstol 2019 de El Raso.

Hace unos años, recabando información para ir completando la genealogía de los apellidos Garro y Jara me remitieron para que hablara con Flores Burguer y mi sorpresa fue que es una Enciclopedia Viviente, teniendo una detallada relación de los descendientes de Deogracias Garro, sus hijos, sus nietos, y bisnietos que son muchísimos, pero todo en su cabeza y con la ayuda de 4 números en un papelito.

Cuando lo normal es que nos acordemos como mucho de nuestros abuelos si los hemos conocido, aquí en El Raso hay gente que sabe los nombres de sus abuelos, bisabuelos y tatarabuelos y su procedencia. Simplemente maravillosa esa tradición oral.

De hecho consideran positivamente y con orgullo algunos de ellos, el llevar 8 apellidos guisanderos.

 Debido a estas investigaciones, la Enciclopedia Genealógica Arbillas y al tener casi completo el Arbol Genealógico de los Garro y los Jara de Gredos entre varios miembros de estas familias el año pasado organizamos el I Encuentro de los Garro de Gredos al que asistieron  unas 300 personas de 15 pueblos, y este año estamos organizando el II Encuentro de los Garro de Gredos y el I Encuentro de los Jara de Gredos que esperamos sean una buena ocasión para conocerse gentes de distintos pueblos pero que tienen en común unos apellidos y muchos antepasados comunes, siendo parte de una gran familia.

Dentro de la Enciclopedia estoy completando la genealogía de todos los apellidos de estos pueblos del Bajo Tietar.

Toda aportación será bien recibida.

Es la creación de la Escuela de niños en 1934, hace 85 años y la posterior construcción de viviendas en el actual Raso lo que produce la ruptura del cordón umbilical que mantienen todas estas familias con su pueblo originario y es a partir de estos años cuando los jóvenes que ya crecen y comparten la escuela con los demás niños raseños procedentes de Madrigal, Candelada, El Arenal, etc se empiezan a sentir RASEÑOS y parte de un pueblo que recién formado comienza a pedir, a exigir los servicios públicos necesarios para un buen desarrollo de sus habitantes como los servicios de abastecimiento de agua, de practicante, de médico, de oficina de Correos, Oficina de Teléfonos y como necesidad fundamental, caminos y carreteras para salir del aislamiento secular de estas tierras y que es fundamental para un adecuado desarrollo económico y poder dar salida a todos los productos de la tierra: carne, leche, queso, tabaco, higos, hortalizas, aceite, etc.

El gran número de familias procedentes de El Arenal, El Hornillo y Guisando a estas tierras trajeron consigo todo lo que conlleva un desplazamiento masivo, se vinieron con sus familias, con sus ganados, con sus arcones llenos de sus trajes de bodas y de gala, actuales trajes tradicionales, sus alhajas, su gastronomía, sus tradiciones orales, sus instrumentos musicales y su folclore.

Eso es algo que El Raso tiene que tener muy a orgullo porque aquí ha reunido y mantenido, debido a su aislamiento, la cultura y tradición de pueblos como El Arenal, El Hornillo, Guisando, Candeleda y Madrigal cuando en estos pueblos en aras de la modernidad se iban perdiendo a marchas forzadas e inexorablemente.

En la actualidad que se están buscando formulas para rescatar estas tradiciones y folclore en estos pueblos, en algunos con notable dificultad, vosotros en El Raso sólo tenéis que vivirlo y mantenerlo y prácticamente sois la fuente de donde muchos beben las esencias del folclore.

Grupos como Manantial Folk, Berezo, Algazara, El Tenaco, Cabreros de Gredos y otros conocidos de la zona mantienen una estrecha e intima relación con El Raso y recuerdo las palabras de Ángel Tirado cuando decía que no les ha costado rescatar muchas canciones porque las han vivido y mamado desde que eran niños en las rondas por la calle.

No quiero pasar por alto que en estas tierras serranas, autentico corazón de Gredos, se criaron y vivieron unos cabreros que conocían Gredos mejor que algunos sus casas y por ese motivo y por conocer a las cabras monteses tanto como a las de su rebaño cuando se crea el Real Coto de Caza de Gredos se les nombra Guardas del Coto en la zona Sur de Gredos ellos son:

Isidoro Blázquez Garro, Jacinto González Jiménez, Andrés Retamal, Martin Delgado Blázquez, Ambrosio Blázquez González, Pablo Blázquez González a los que han sucedido hijos, hermanos, nietos y sobrinos en dichos puestos.

No es casual que sean cabreros y naturales de Guisando.

Hasta es muy probable que habría que considerar a Isidoro Blázquez Garro como el primero en ascender al Pico Almanzor.

Tal es el conocimiento que estos cabreros de Guisando y El Hornillo tienen de la Sierra y todos sus rincones.

Para ir terminando y antes de que me tiréis tomates, deciros que como amante y defensor de las tierras de Gredos, que es MI TIERRA, MI PARAISO y conociendo el gran potencial que estos pueblos tienen para desarrollar su futuro, creo y estoy convencido que es el momento de que trabajemos todos juntos no sólo en este pueblo de EL RASO sino todos los pueblos del Bajo Tiétar, porque los problemas que tenemos son los mismos en todos ellos y las soluciones también son las mismas.

Los problemas de un cabrero de Candelada, de un agricultor de Arenas, de un jubilado de Guisando, de un apicultor de Poyales o de un niño del Raso nos debe preocupar a todos.

Los problemas en la ganadería, en la agricultura, en la educación, en la sanidad, en el suministro de agua potable, en la conservación del Medio Ambiente, en la gestión de residuos, en la gestión de extinción de incendios y limpieza de los montes y en la gestión de recursos turísticos, es algo tan común que debemos aunar fuerzas para buscar soluciones comunes que sumen beneficios y resten costes.

Y teniendo en cuenta esto, pedir a esta Corporación que trabaje para hacer de El Raso un pueblo bueno y bonito para vivir donde los mayores vivan bien sus últimos años y los jóvenes no tengan que salir del Raso por falta de trabajo y de oportunidades.

Su futuro es nuestro futuro.

Tenéis prehistoria, historia, presente y futuro, tenéis ganadería y agricultura, tenéis unos excelentes recursos turísticos, como el Castro Celta y el Museo, que se deben promocionar desde todos los pueblos del Bajo Tiétar y desde todas las administraciones tanto locales como provinciales y autonómicas al igual que otros recursos de estos pueblos. Aprovechad todas las oportunidades y trabajad para que esta Sierra siga siendo un  Paraíso para todos nosotros.

Pero para coger fuerzas para ese trabajo, primero disfrutad de vuestras fiestas patronales. Divertiros sanamente, evitando todo tipo de altercados e incidencias, y con la mano en el corazón repetid un grito de:

 

¡ VIVA SANTIAGO APÓSTOL !

¡ VIVA CANDELEDA ! 

 ¡ VIVA EL RASO !

 ¡Felices Fiestas de Santiago!

 

El Raso,  25 de Julio de 2019

Miguel Camacho Camacho

Facebooktwitter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información’aquí, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies